Estados Unidos 94: Un Mundial revolucionario


La cita estadounidense dejó varios recuerdos y también significativos cambios para el torneo mundialista y el fútbol en general

Hace exactamente 25 años, Brasil levantaba su cuarta Copa del Mundo en Los Angeles, Estados Unidos, venciendo en la final a Italia luego del recordado penal a las nubes de Roberto Baggio. Además de esa postal, el Mundial de USA 1994 permanece todavía en la memoria de los aficionados por distintos partidos, jugadores y anécdotas, como el control antidopaje que sacó de la competencia a Diego Maradona, el asesinato del zaguero Andrés Escobar tras el autogol que significó la eliminación colombiana, el récord de goles en un solo partido (5) del ruso Oleg Salenko y las sorprendentes campañas de Bulgaria y Suecia, entre otros.

Pero el que es considerado el ”primer Mundial de la edad moderna”, ambientado en un país donde recién comenzaba a popularizarse el soccer, trajo también pequeñas pero importantes reformas, que hoy parecen de lo más cotidianas y seguramente muchos desconocen que se implementaron precisamente en este certamen

1- NOMBRES Y NÚMERO DE CAMISETA

Como los más clásicos recordarán, antes de la década de los 90 la numeración de camisetas no era asociada al jugador sino a la posición en el campo. Así es que los titulares saltaban a la cancha numerados del 1 al 11 y era lo mismo hablar del ”5” que de un volante de corte, el ”10” o mediocampista ofensivo y el ”9” como centrodelantero. A partir del Mundial de Estados Unidos, ello cambió y cada jugador comenzó a llevar su nombre en la espalda con cualquier número asignado, facilitando la identificación para los árbitros y transmisión de los partidos, además de favorecer el explosivo marketing de la venta de camisetas.

2- PARTIDO DE 3 PUNTOS

También hasta la cita estadounidense, el reparto de puntaje era de 2 puntos por victoria, 1 por empate y 0 por derrota, lo que en cierto modo desincentivaba la competencia al no existir mayor diferencia entre ganar o empatar. Buscando otorgar una mayor recompensa al vencedor del encuentro, la FIFA aprobó sumar un punto más a los triunfos, sistema que tuvo su plan piloto en Estados Unidos y rige hoy en cualquier liga y torneo del planeta fútbol.

3- MODA ARBITRAL

Por último y nuevamente en relación a la vestimenta, fue en este Mundial que se permitió a los árbitros variar el color de su indumentaria para lograr una mayor visibilidad, reemplazando el clásico color negro por tonalidades amarillas, celestes o rosadas.

comentarios

Previous Sébastien Haller, el fichaje estrella de Pellegrini
Next Desde los doce pasos: a 25 años del Mundial de E.E.U.U.