Escuadra con historia


El 15 de julio pasado Marcelo Bielsa asumía como director técnico del Leeds United. La emoción fue grande como también las expectativas.

El “Loco” (aunque no le gusta a él que le digan así) ha comenzado a escribir sus primeras líneas al mando del elenco de Yorkshire de la mejor manera posible. El fin de semana derrotó de manera cómoda al Rotherham y logró su cuarta victoria al hilo en la banca de los pavos reales (como popularmente se le conoce al equipo), nueve puntos posibles en la liga y un triunfo en la primera ronda de la Capital One. Resultados que tienen sumamente contentos a los aficionados del club de la segunda división inglesa. Pero esto de jugar en la segunda categoría británica no es algo a lo que los hinchas del Leeds estén del todo acostumbrados, aunque si bien es cierto, ha sido la tónica de los últimos años, con un descenso a tercera incluido el año 2007. Pero repasemos un poco de la historia de la escuadra que por ahora adiestra Marcelo Bielsa.

Bielsa llegó al Leeds proveniente del Lille, tras malos resultados.

El Leeds fue fundado hace casi un siglo, exactamente 99 años y, si bien durante más de la mitad del siglo pasado el cuadro de la ciudad de nombre homónimo figuró en primera y segunda división, no fue hasta fines de los años 60 y comiezos de los 70 en que empezaría su época de máximo esplendor. En 1968 se coronan como campeones de la Copa de la Liga, para luego alcanzar la Football League (actual Premier League) y al año siguiente, inmediatamente se alzarían con la Community Shield. En 1972 obtienen la FA Cup, volviendo a repetir dos años mas tarde la hazaña liguera, ganando la Premiership y grabando una segunda estrella en los registros del club. En el plano internacional ostentan dos Inter-Cities Fairs Cup (predecesoras de la Europa League), aunque estos dos trofeos no son reconocidos por la UEFA, pero sí por la FIFA. La máxima consagración y probablemente la mayor proeza del club, fue la final de la Copa de Europa (actual Champions League) del año 1975, cuando cayeron por dos tantos a cero contra el Bayern Munich de Beckenbahuer y Gerd Müller.

Los capitanes Billy Bremmer y Franz Beckenbahuer en la final de la Copa de Europa.

El club pasó por décadas de altibajos y es así como algunos terminaron por describirlo como uno de los clubes con más vaivenes de Gran Bretaña. Hasta que a principios de los noventa volverían a llenarse de gloria, pero esta vez con un toque especial y meritorio que termina por convertir esta parte de la historia en una proeza. Resulta que el año 1989, el Leeds comenzaba la campaña con un objetivo claro, volver a primera división, objetivo que consiguieron a mediados del año 90. En 1991, armando un elenco competitivo, se proponen la clasificación a copas europeas, lo que logran al finalizar la temporada en el cuarto puesto. En la temporada 1991-92 dan un golpe en el mercado y fichan a Éric Cantona. De la mano del francés y un plantel que ya venía de dos buenas campañas, alcanzaron su tercera Liga y por lo demás derrotando a su clásico rival, el Manchester United. La historia querría que más tarde, Cantona emigrara a los diablos rojos y terminara siendo ídolo.

En 1992 también ganarían la Community Shield por segunda ocasión.

Posteriormente a ello, el equipo tuvo una importante baja a comienzos de siglo y no ha podido volver a ser protagonista. Bielsa tiene contrato por dos años y espera recuperar el sitial al que alguna vez en Yorkshire estuvieron acostumbrados. El primer paso, será luchar por el anhelado ascenso.

comentarios

Previous La renovación de la Serie A
Next Con la fuerza de la historia, Capitán