¿En qué has estado Matías?


La baja por lesión de Pedro Pablo Hernández permitió el llamado de emergencia y esperado regreso de Mati Fernández a La Roja

Hace poco más de 2 años, en el empate sin goles frente a Bolivia en partido válido por las clasificatorias a Rusia 2018, fue que tuvo lugar la última aparición de Matías Fernández por la Selección. En dicha ocasión, el volante formado en Colo Colo ingresó desde la banca en el segundo tiempo y debió ser reemplazado tras solo 10 minutos en cancha, en lo que sería un nuevo antecedente en el historial de lesiones que también dejaron al ”14” fuera del Mundial de Brasil y de la Copa América Centenario.

Desde la accidentada presentación contra Bolivia, Fernández no volvió a ser convocado por Pizzi

Por ese entonces, el Mejor Jugador de América el año 2006 vivía la que fue su última experiencia en el Viejo Continente, habiendo sido recientemente cedido desde la Fiorentina al Milan. Con el conjunto rossonero, el Mati sumó en la temporada 2016/17 apenas 13 partidos, 1 gol y 2 asistencias.

Siguiendo el ejemplo de varios compatriotas, el mediocampista se despidió del fútbol europeo para fichar por el Necaxa mexicano. ”Vengo a darlo todo, quiero figurar con Necaxa y regresar a la selección chilena” señaló en su presentación con el cuadro rayado, donde ha tenido un verdadero renacer y, junto con la capitanía del equipo, acumula este años 2 títulos locales y 3 anotaciones propias de su antiguo sello.

Su buen presente en el fútbol mexicano y la cercanía geográfica con el escenario de los próximos amistosos de la Selección, propiciaron que fuera Matías el elegido por Rueda para ocupar el puesto dejado por el Tucu Hernández. Y el primero de los rivales de la gira, la selección de Perú, es uno que le viene bien al volante nacional para marcar hitos. Precisamente contra los incaicos, el ”Pelusa” tuvo su debut con La Roja adulta en un amistoso del 2005 y anotó su primer tanto oficial en la recordada victoria que inició el camino chileno hacia Sudáfrica 2010.

comentarios

Previous Un DT intercontinental
Next ¿Por qué quieren tanto a Pellegrini?