El último trabajo del jefe


BARCELONA, SPAIN - AUGUST 28: Javier Mascherano of FC Barcelona celebrates after winning the Spanish Super Cup during the Spanish Super Cup second leg match between FC Barcelona and Atletico de Madrid at Nou Camp on August 28, 2013 in Barcelona, Spain. (Photo by David Ramos/Getty Images)

Un día como hoy pero de 1984, nace en la provincia trasandina de Santa Fe, uno de los jugadores sudamericanos más regulares y ganadores de los últimos años, Javier Alejandro Mascherano.

El caso de Mascherano es único en el fútbol argentino. Corría el año 2003 y el volante central se destacaba como uno de los grandes proyectos de la cantera de River Plate. En ese entonces, la selección argentina era dirigida por Marcelo Bielsa, que vio en él un potencial especial, haciéndolo debutar en el equipo adulto en un amistoso ante Uruguay, sin siquiera haber jugado un minuto en primera división. Solo 18 días después, debutó en los millonarios. “Los grandes jugadores como él son así y lo suyo tiene que ver con lo genético. El único camino que a él le queda es uno alegre. Se sabe que la experiencia consolida aspectos que, en este caso, sin experiencia ya son evidentes”, declaró en 2004 el rosarino.

 

El canterano de River Plate disputando un balón con la camiseta banda sangre.

 

Luego de eso, la carrera de “Masche” solo fue en ascenso. Ganó el Clausura 2003 con los millonarios (con Marcelo Salas como ilustre compañero) y el Brasileirao del 2005 con la camiseta de Corinthians. A pesar de que su primera escala en Europa con el West Ham United no fue de las mejores, la Premier League le dio una revancha, arribando a Liverpool en 2007 y consagrándose en el mediocampo de Anfield Road, al lado de ilustres figuras como Xabi Alonso y Steven Gerrard.

 

El argentino junto a Xabi Alonso, marcando al volante de Arsenal Cesc Fabregas.

 

En 2010, debido a su gran presente tanto en Inglaterra como con la camiseta de Argentina, llegó a Cataluña para sumarse al Barcelona, club en el cual se quedaría hasta 2018. Fue protagonista de una era ganadora en la historia del conjunto español, conquistando un total de 18 títulos títulos con los culés y siendo indicado por el mismo Pep Guardiola como uno de los mejores jugadores que pudieron haber llegado a La Masía.

 

En su despedida, Mascherano posó junto a los títulos que ganó en su paso por Barcelona.

 

Con la selección trasandina posee 4 subcampeonatos de Copa América y un subcampeonato del mundo en 2014, siendo su máximo logro haber sido bicampeón olímpico, ganando el oro en Atenas 2004 y Pekín 2008. Recientemente, se convirtió en el jugador que más veces vistió la Albiceleste con 143 presencias, superando a otro histórico como es Javier Zanetti.

 

El 14 trasandino encarándose con Witsel y Fellaini en el mundial de Brasil 2014.

 

El mundial de Rusia 2018 será la última presentación de Mascherano con su selección, sumando con ésta su cuarta cita planetaria. El calvo volante, que también se transformó en central, es uno de los que ha puesto carácter en la cancha y hecho la autocrítica fuera de ella, en tiempos llenos de cuestionamientos a muchos jugadores del equipo trasandino. Solo el tiempo dirá si el “Jefe” logra irse con gloria o si sumará otro fracaso con Argentina.

¿Cómo evaluarían la carrera de Mascherano? ¿Merece las críticas por el rendimiento de su selección?

comentarios

Previous O Capitão Cafú
Next Actuaciones doradas: El balance de los ODESUR