El subcampeonato más doloroso de la UC


Los cruzados se impusieron 2-0 en la final de vuelta ante São Paulo, lo que no les bastó para levantar el trofeo continental

Un día como hoy, pero en 1993, la Universidad Católica venció por 2 goles a 0 a São Paulo en la final de vuelta de la Copa Libertadores. A pesar del triunfo cruzado, el título fue para el elenco brasileño tras golear en la ida por 5 a 1.

La UC, con Ignacio Prieto en la banca, llegó a la definición final de la copa tras acabar primero en su grupo, donde también compartió con Cobreloa, Bolívar y San José. Posteriormente, los universitarios sortearon correctamente las llaves ante Atlético Nacional, Barcelona (ECU) y América de Cali para sacar pasajes a la última instancia.

Mario Lepe fue el capitán de la UC en este histórico partido. En São Paulo, fue Raí quien portó la jineta.

Los cruzados, con uno de los mejores planteles de su historia, no pudieron estar a la altura de su rival y en la final de ida cayeron por un estrepitoso 5-1, en un partido disputado el 19 de mayo de 1993 en el Estadio Morumbi de São Paulo ante más de 90.000 personas. El descuento para los chilenos llegó por parte de Juan Carlos Almada al 85′. En la vuelta, jugada en el Estadio Nacional de Chile, la UC logró imponerse por 2 a 0 ante los brasileños con anotaciones de Ricardo Lunari y el propio Almada en los minutos 9 y 15, respectivamente. Los locales no pudieron ampliar aún más el marcador y, con un global 5-3, São Paulo se coronó como campeón de la Copa Libertadores por segunda vez, únicamente con jugadores brasileños en cancha.

Para el duelo de ida, Ignacio Prieto alineó a Óscar Wirth; Andrés Romero, Leonel Contreras, Daniel López, Sergio Vásquez, Raimundo Tupper; Mario Lepe, Nelson Parraguez, Ricardo Lunari; Luis Pérez y Juan Carlos Almada. El estratega chileno repitió casi en su totalidad el 11 inicial en la revancha en Chile, contando únicamente con la incorporación del delantero Rodrigo Barrera desde el arranque, en desmedro de Daniel López.

comentarios

Previous Tango League: Una fecha que tuvo de todo
Next ¿Qué nos propondrá Japón en la Copa América?