El poder del 10


Tanto Matías Fernández como Jorge Valdivia, llamados en su momento a conducir los hilos del mediocampo de La Roja, atraviesan por un buen momento en sus clubes ¿Tendrán los méritos para volver a ser considerados en la Selección?

Coincidieron y deslumbraron en el Colo Colo de Borghi, uno llegó a convertirse en Mejor Jugador de América el año 2006 y el otro, ídolo y figura en el exigente fútbol brasileño. Por la Roja de Todos, solía ser escogido uno en desmedro del otro, pero cada cual supo aportar su cuota de talento en los exitosos procesos de Bielsa y Sampaoli.

Fernández y con mayor protagonismo Valdivia, dijeron presente en la obtención de la Copa América 2015

Tal vez por el imborrable recuerdo de sus años dorados, los nombres de Valdivia y Fernández están siempre en el paladar de los hinchas cuando se avecina una convocatoria, como las principales cartas de salvación cuando escasean los buenos resultados y más aun si los avala el rendimiento con sus respectivos equipos.

En el caso del Mago, una vez cerrada su aventura en Medio Oriente y desde su regreso a Colo Colo, se convirtió en pieza clave del título de los albos en el Torneo de Transición 2017, se hizo presente en las últimas nóminas de Pizzi y sigue destacando a nivel individual en el plano local e internacional, pese a la negativa racha que atraviesa el Cacique. ”El talento Jorge siempre lo ha mantenido y todo va a pasar en que continúe creciendo, veremos en que momentos lo podemos necesitar”, señaló hace un mes el técnico Reinaldo Rueda, que por el momento ha privilegiado esquemas sin el 10 clásico y con otras caras en el medio como es el caso de Diego Valdés.

A sus 34 años, Jorge Valdivia sigue demostrando que la magia se mantiene intacta

Tratándose del Pelusa, su última aparición con la camiseta de Chile se remonta a hace ya 2 años, cuando salió lesionado tras solo 9 minutos en cancha en un duelo eliminatorio frente a Bolivia, en septiembre de 2016. A favor del Mati hoy, juega el renacer que está viviendo en el fútbol mexicano, donde suma ya 3 goles de excelente factura y ha logrado hasta calzarse la jineta de capitán del cuadro del Necaxa. Además, fue de los que conversó personalmente con Rueda en su visita a México, destacando el colombiano del volante que ”Ahora está jugando en una posición que no es la natural de él y se está acomodando muy bien. Hoy se siente muy bien atléticamente en el Necaxa, así que seguro que va a ser importante”.

Con un zapatazo de fuera del área y un tiro libre, el Mati se reencuentra con los festejos e ilusiona a sus seguidores

Habrá que esperar entonces a las próximas giras y torneos que enfrente nuestra selección, para averiguar si estos cracks de ayer y hoy logran mantener el buen nivel exhibido y, al menos uno, convencer a Rueda para volver a apoderarse del medioterreno de nuestra Selección.

comentarios

Previous Los números de Alexis
Next Felino de una y mil batallas