¿El mejor partido jugado en Chile?


En 1965 se midieron en el Estadio Nacional la selección checoslovaca y el Santos de Pelé

Además de la sede y el podio en el Mundial de 1962, la década de los 60′ para el fútbol chileno se caracterizó por el espectáculo que año a año podía disfrutarse en los Torneos de Verano. Fuera en modalidad de cuadrangular, hexagonal u octogonal según la cantidad de participantes, desfilaron por estas competencias grandes clubes del resto del continente como River Plate y Peñarol, europeos (Estrella Roja, Milan, Sevilla, entre otros) e incluso selecciones como las de Alemania Oriental, Polonia y Checoslovaquia.

Precisamente este último seleccionado, el de Checoslovaquia, completó el Hexagonal de 1965 junto a Colo Colo, Universidad de Chile, Universidad Católica, River Plate y el Santos brasileño, que ese año venía por primera vez a participar de este certamen con Pelé como figura y principal atracción para el público chileno. Los europeos llegaban con la chapa de vigentes subcampeones mundiales y así lo demostraron venciendo a los 3 equipos chilenos, pero se estrellaron por el cuadro paulista que los derrotó por 6-4, con triplete y soberbia actuación de O Rei.

Un partido que registró alrededor de 67 mil espectadores, que fueron testigos de una exhibición de fútbol que se ha descrito como una verdadera obra de arte sobre los pastos del coliseo ñuñoíno, con relatos casi fantásticos de 20 minutos de juego sin que la pelota saliera de la cancha o un estadio completo (incluidos árbitro y rivales) ovacionando una chilena de Pelé al final del primer tiempo. En palabras de Julito Martínez: “Pasará el tiempo. Veremos centenares y miles de partidos. Pero la memoria siempre volverá a este espectáculo de la noche del 16 de enero […] Los dos cuadros encaminados al mismo fin con medios diferentes. Más fluidos, más elásticos los brasileños. Más fuertes, más resueltos los checoslovacos. Fútbol de técnica pura, también en distintos matices…”

Santos campeón del Hexagonal de 1965

 

 

comentarios

Previous Pronóstico reservado para el final de la Premier
Next Primero de González, último de Orlando