El mejor año de Romario


El delantero brasileño se llevó todas las miradas en la temporada 1993/94

Nacido hace exactamente 53 años en Río de Janeiro, Romario de Souza Faria fue desde sus inicios un auténtico depredador del área, con un regate endemoniado y una facilidad de definición que lo llevaron a convertirse en uno de los más grandes delanteros de la historia. Si bien destacó con cada camiseta que defendió (Vasco da Gama, Flamengo, PSV Eindhoven, entre otros), sin duda los títulos y distinciones conseguidos entre 1993 y 1994 cimentaron la temporada cumbre en la carrera del ”Baixinho Infernal”.

Luego de dejar su huella en el fútbol holandés, Romario fue transferido a mediados de 1993 al Barcelona. En su primera temporada con el conjunto azulgrana, se proclamó campeón de Liga con el Dream Team de Johan Cruyff y se alzó también con el Trofeo Pichichi como máximo artillero con 30 anotaciones, dejando para el recuerdo el primero de los 3 goles convertidos al Real Madrid en el derbi español de dicho torneo.

Con la Verdeamarela, el atacante de los autodenominados mil goles disputó y conquistó la Copa del Mundo 1994, donde formó una temible dupla con Bebeto y fue elegido Mejor Jugador del Campeonato. Como no podía ser de otra forma, sus tremendas presentaciones ese año tanto a nivel de club como de selección, lo hicieron acreedor prácticamente sin discusión del galardón al FIFA World Player.

comentarios

Previous El ir y venir de Jeisson Vargas
Next Hewitt critica la gestión de Gerard Piqué