El legado de Bryant, leyenda mundial


Uno de los máximos anotadores en la historia de la NBA partió hoy

Kobe siempre resaltó. Ya sea por su buen nivel como por su buena relación con los demás compañeros. Fue fichado en el draft de 1996 por los Hornets. Sin embargo, nunca llegó a vestir la camiseta de Charlotte, ya que de inmediato fue escogido por uno de los agentes de los Lakers, que sumado al propio interés del jugador, cumplió el sueño de defender la franquicia más grande de la NBA.

En sus primeros años junto al elenco californiano fue suplente, aunque ya en 1998 formó parte del equipo All Star de la Conferencia Oeste, convirtiéndose, con 19 años, en el jugador más joven de la historia en esa competición.

Con la contratación de Phil Jackson como entrenador, Bryant comenzó a jugar como titular y el equipo mejoró ostensiblemente con su aportación y la de Shaquille O’Neal, tanto que ganaron tres títulos consecutivos entre el año 2000 y 2002 después de llevar 12 años sin conquistar el anillo de la NBA. En 2002, fue incluido en el quinteto ideal de la competición y ganó su primer MVP en el All Star. 

Junto a su compañero y amigo Shaquille O’Neal, ganaron tres títulos consecutivos para los Lakers entre los años 2000 y 2002.

Entre 2003 y 2004, los Lakers realizaron muchos cambios, entre ellos la salida de Shaquille O’Neal y el entrenador Phil Jackson, que fue sustituido por Rudy Tomjanovich. Bryant pasó a ser el líder del equipo y llegó a ser el segundo máximo anotador de la liga, promediando 27,6 puntos por partido. Sin embargo, el equipo no fue el complemento ideal para Kobe, debido a que no consiguieron clasificarse para los playoffs de esa temporada.

En la campaña 2005-06, Phil Jackson volvió al equipo y Bryant batió el récord de anotación de un jugador de los Lakers al conseguir 81 puntos en el partido que jugaron ante Toronto Raptors. Una cifra que además le convirtió en el segundo jugador de la historia de la competición en anotar más puntos en un encuentro, por detrás de Wilt Chamberlain (100) en 1962

En 2006, Bryant decidió cambiar el dorsal de su camiseta, reemplazando el número 8 por el 24: el que llevaba en su etapa de estudiante.

La ciudad de Los Ángeles proclamó en 2016 el 24 de agosto como el “día de Kobe Bryant” (24/8), por los dos dorsales que lució en el equipo.

En el año 2008, junto a la selección de Estados Unidos, se colgó la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Beijing compartiendo cancha con jugadores de la élite mundial como Carmelo Anthony, Jason Kidd, Dwight Howard, Dwyane Wade, Chris Paul y LeBron James. En la cita olímpica, el Dream Team se impuso de manera invicta derrotando en la final a España (118-107) en el catalogado por muchos como el mejor partido de selecciones de toda la historia. 

Resultado de imagen para kobe bryant gold medal olympics
Junto al Dream Team estadounidense, Bryant consiguió las Medallas de Oro en los Juegos Olimpicos de Pekin 2008 y los Juegos de Londres 2012.

Ese mismo año, Kobe fue elegido MVP de la temporada y el equipo llegó de nuevo a la final del campeonato, que perdió ante los Boston Celtics.

A pesar de esa final perdida, su rendimiento fue en alza, lo que conllevó la obtención de dos nuevos títulos para él y para su equipo. En 2009 venció en la serie final a Orlando Magic, con Bryant como MVP, y en 2010 se coronó frente a Boston Celtics, logrando su segundo trofeo de mejor jugador de las finales de la NBA. 

El 13 de abril de 2013, los Lakers anunciaron que Bryant estaría entre seis y nueve meses de baja por la rotura del tendón de Aquiles. Volvió a jugar el 8 de diciembre de ese año, días después de renovar por dos temporadas. Diez días después, una lesión en la rodilla izquierda le alejó de las canchas por lo que restaba de temporada, por lo que se perdió el Partido de las Estrellas y el Mundial de España 2014.

En enero de 2015 sufrió una lesión en el hombro derecho y puso fin a esa campaña, ya que el periodo de recuperación fue de nueve meses de duración. Posteriormente, el 29 de noviembre de 2015 anunció su retirada profesional tras 20 años en los Lakers.

El 14 de febrero del 2016, Bryant jugó su decimoctavo y último Partido de las Estrellas, de los cuales disputó 15 como titular, una cifra récord.

El 13 de abril de 2016 disputó su último encuentro en el Staples Center (estadio de los Lakers), en el que anotó 60 puntos en su enfrentamiento contra los Jazz (101-96).  A posteriori, el equipo de Los Ángeles retiró los dos dorsales con los que jugó (8 y 24), el 18 de diciembre de 2018.

Apodado como “Black Mamba”, en el momento de su retirada era el tercer máximo anotador en la historia de la NBA, con 33 mil 643 puntos a su haber, por delante de Michael Jordan. Sus más de 48 mil 500 minutos en la cancha, por su parte, le situaron en la sexta posición de esa clasificación. Además de su récord anotador de 81 puntos en un mismo partido, en 24 duelos superó las 50 unidades personales.

Compartiendo rivalidad con Michael Jordan, frecuentemente aludido como el mejor de la historia.

Nueve veces integró el quinteto defensivo del año y en 11 oportunidades formó parte del primer “cinco” de la NBA.

Me gustaría ser recordado como una persona que cumplió con creces, eso significaría mucho para mí. Eso significa que he puesto muchísimo trabajo y exprimido hasta la última gota que haya tenido.

comentarios

Previous Importante tropiezo del Liverpool ante equipo de tercera
Next Proponen reemplazar el actual logo NBA con la silueta de Kobe Bryant