El invitado a la Copa que nos barrió de Perú


El 2004, Costa Rica fue el encargado de sellar la eliminación chilena de la Copa América celebrada en el país vecino

Hoy desde las 21:15 horas en El Teniente de Rancagua, Chile jugará su penúltimo amistoso del año frente al seleccionado costarricense, rival que para sorpresa de varios, goza de una ventaja histórica en duelos contra La Roja. De un total de 10 partidos disputados, solo 3 han sido ganados por nuestra selección, 2 terminaron en empate y en 5 la victoria fue para los ticos, incluyendo el único (y para nosotros triste) encuentro oficial que hoy recordamos.

El último amistoso con Costa Rica terminó con triunfo 4-0 a favor de Chile

El marco fue la Copa América 2004 y el escenario el Estadio Jorge Basadra de la ciudad de Tacna. Los entonces dirigidos por Juvenal Olmos, llegaban al último partido con 1 solo punto luego de haber perdido con Brasil y empatado con Paraguay, obligados a ganar para clasificar a la siguiente ronda al menos como mejor tercero. Al frente, el invitado de la CONCACAF y colista del grupo, Costa Rica, que había perdido sus 2 encuentros previos.

Con el Mago Jiménez moviendo los hilos del mediocampo y Chamagol como protagonista de las principales ocasiones de gol, Chile dominaba ampliamente las acciones, teniendo su recompensa al final del primer tiempo gracias a un rebote en el hombro de Rafael Olarra. En el complemento, La Roja mantuvo la tónica de ”jugar como nunca para terminar perdiendo como siempre”, aprovechando los centroamericanos las desinteligencias defensivas para dar vuelta el marcador, con anotaciones de Mauricio Wright y Andy Herrón.

Amarga derrota de tantas sufridas en aquellos tiempos y temprana eliminación del torneo, que quedaría en manos del Brasil de Adriano luego de imponerse por penales al conjunto albiceleste dirigido por el Loco Bielsa.

A continuación, los goles de esa dolorosa jornada:

comentarios

Previous La Tercera B se define: Los equipos que luchan por ascender
Next La olvidada semi chilena de Pablo Contreras