El invicto histórico del “Tati”


El actual gerente técnico de la UC ostenta un notable récord en el fútbol chileno

José María Buljubasich arribó el 2005 a la Universidad Católica desde la Unión Española y tras importantes pasos por River Plate, Rosario Central y Tenerife, entre otros. Aquel año sería dorado para el guardametas argentino, puesto que además de coronarse como campeón del Torneo de Clausura, se transformó en el arquero con más minutos sin recibir goles en la historia del fútbol nacional.

El inicio de este impecable registro ocurrió en la primera fecha del Clausura 2005, cuando el 16 de julio la UC goleó 4-0 a Audax Italiano. El “Tati” Buljubasich perdió su condición de valla invicta recién en la fecha 16, cuando Renato Ramos jugando por Everton le anotó desde el punto de penal. En total, fueron 1.352 los minutos en que el argentino no recibió ningún tanto del rival, un registro sin antecedentes en nuestro país y que incluso le valió ponerse en el cuarto lugar histórico a nivel mundial. La marca se la arrebató a Eduardo Fournier, ex arquero de Cobreloa que en 1985 sumó 1.012 minutos invicto.

Una campaña perfecta para el histórico meta, en una Católica que dirigida por Jorge Pellicer levantó la copa del Clausura 2005 e incluso alcanzó las semifinales de la Copa Sudamericana, quedando fuera de la final al ser eliminada estrechamente por Boca Juniors que, finalmente, saldría campeón. Por todo lo anterior, el “Tati” culminó su gran 2005 siendo condecorado por el Círculo de Periodistas Deportivos de Chile como el Mejor Deportista Extranjero.

comentarios

Previous Palestino y sus participaciones en Copa Libertadores
Next Rinus Michels, un entrenador total