El informe de Mourinho sobre el Barcelona de Rijkaard


El diario inglés ‘Mirror’ dio a conocer un documento elaborado por el luso.

Barcelona y Chelsea protagonizaron una gran llave de semifinales en la Champions League 2005/2006. En ese entonces, la ida se disputó en Stamford Bridge, con triunfo para el Barcelona por 2 a 1 gracias a las anotaciones de Samuel Eto’o y John Terry (en contra). El descuento lo decretó Thiago Motta (también en contra). En el duelo de vuelta en el Camp Nou, ambas escuadras igualaron 1 a 1, con gol de Ronaldinho para el local y Frank Lampard para el conjunto londinense.

En la actualidad y con casi 13 años de aquella confrontación, el diario inglés ‘Mirror‘ publicó unos informes del entonces técnico del Chelsea, José Mourinho, donde éste realiza un análisis de los jugadores del equipo blaugrana, comandado desde la banca por el holandés Frank Rijkaard .

Respecto de la gran estrella del fútbol mundial en aquella época, Ronaldinho, el portugués lejos de alabar el trabajo del brasileño, fue muy enfático en sus críticas: “Transición defensiva muy pobre y trabajo defensivo a explotar. Engañador constante: cae fácilmente”, fueron sus palabras para el oriundo de Río de Janeiro.

Sobre Carlos Puyol, uno de los grandes referentes catalanes de los últimos tiempos, tampoco se refirió en términos muy positivos: “Agresivo pero muy emotivo. Se vuelve loco con el árbitro en faltas contra él y enloquece en provocaciones. Defensor agresivo, juega con anticipación usando el cuerpo. Mal sentido posicional (llega al medio campo con el delantero) y mal liderazgo de la defensa (quiere tirar el fuera de juego cuando no es posible)”.

Sin embargo, tuvo buenas impresiones de dos jugadores del Barcelona: Lionel Messi y Andrés Iniesta. Ambos eran muy jóvenes en ese tiempo, con 18 y 20 años respectivamente, y a pesar de que no eran titulares indiscutidos en aquella época, les dejó palabras mucho más elogiosas. Del español dijo que “siempre sale desde el banquillo. Jugador muy dinámico. Gran radio de acción. Velocidad de movimiento y velocidad de ejecución. Jugador complicado”. Mientras que del argentino señaló que poseía “calidad y velocidad, pero muy zurdo. Exactamente los mismos comportamientos que Ronaldinho. Dentro de las líneas o diagonales. Empuja al equipo a avanzar con la pelota. Increíble uno contra uno”.

Barcelona terminó ganando esa temporada el torneo más importante del viejo continente, cuando derrotó al Arsenal por 2 a 1 en París.

 

comentarios

Previous Grandezas y rarezas del Ajax
Next Nicolás Larrondo: Un retiro no programado