El incierto escenario del fútbol chileno


Tres partidos de la B fueron suspendidos, mientras la Segunda sí pudo desarrollarse

Pese a la resistencia de los clubes y sus jugadores, la ANFP dispuso finalmente para esta semana el regreso del fútbol nacional, teniendo como ”carne de cañón” a equipos de la Primera B que debían completar la fecha 27 del ascenso. Primero Magallanes-Cobreloa y luego Melipilla-Copiapo, ambos programados para disputarse en el Estadio Municipal de la Pintana, fueron bochornosamente suspendidos por el municipio en lo que para la ANFP resultó una decisión ”antojadiza y sin fundamentos”.

A una hora de su inicio y con los equipos ya en cancha, el partido de Cobreloa y Magallanes debió volver a posponerse

Y mientras el organismo evalúa un plan de reprogramación de estos frustrados encuentros, que podría consistir en una jornada doble en el Estadio Bicentenario de La Florida, el otro choque pendiente de la B entre San Luis y Santiago Morning tampoco se jugará mañana. “La Municipalidad de Quillota NO facilitará el Estadio Lucio Fariña Fernández. La totalidad de los funcionarios se suman a la movilización nacional”, rezaba el comunicado de la Casa del Deporte quillotana.

El que sí pudo jugarse fue el duelo entre Recoleta y Deportes Iberia, válido por la liguilla de ascenso de la Segunda División Profesional. El encuentro desarrollado con escaso marco de público en el Estadio Municipal de Los Ángeles, finalizó con un abultado 6-2 por parte de los capitalinos.

El mensaje de los equipos previo al arranque del cotejo

Cabe recordar que para este fin de semana, salvo un anuncio distinto durante lo que resta de la semana, la ANFP enfrentará una verdadera prueba de fuego con el retorno de la Primera División y partidos de altísima convocatoria como el Colo Colo-UC en San Carlos de Apoquindo y Everton-Universidad de Chile en Viña del Mar.

comentarios

Previous La niña que remeció el Olimpo
Next El "Guaje" Villa colgará los botines