El hombre tras el milagro del Leicester


Vichai Srivaddhanaprabha, el carismático empresario tailandés que guió a los Foxes a la conquista de la Premier 2015/16, falleció este fin de semana en un trágico accidente aéreo

Gran conmoción se ha vivido en esta jornada, en Inglaterra y el resto del mundo, tras confirmarse el deceso del presidente del Leicester City junto a su hija y otros 3 tripulantes del helicóptero de propiedad del multimillonario tailandés, que se estrelló en un estacionamiento cercano al King Power Stadium luego del partido que empataron el Leicester y el West Ham la tarde del sábado.

Vichai Raksriaksorn, rebautizado con el apellido Srivaddhanaprabha por el rey de Tailandia en 2013, era un hombre de negocios tailandés de origen chino, fundador y directivo de la King Power International Group que se encarga de gestionar las tradicionales tiendas duty-free de los aeropuertos. Aficionado del fútbol y el polo, el asiático se hizo dueño del Leicester City F.C en el año 2010, saldó todas las deudas del club y formó el recordado equipo que en solo 3 temporadas pasó de la segunda división inglesa a coronarse campeón de la Premier League.

El tailandés apostó acertadamente por un Ranieri que llevaba varios años sin éxitos deportivos

”Es difícil explicar con palabras lo mucho que has significado para este club y para la ciudad de Leicester”. ”Diste esperanza a todos y demostraste que lo imposible fue posible, y no sólo a los fans, sino a todo el mundo”. ”Sin ti ni tu familia, nada de esto habría pasado”, fueron algunas de las sentidas palabras que dedicó a Vishai el portero Kasper Schmeichel, dando cuenta del aprecio de los jugadores del club hacia el presidente que disfrutó como uno más el título del 2016, premiando también a los futbolistas que consiguieron el histórico logro con un viaje a Las Vegas y un auto deportivo para cada uno.

Vishai junto al goleador Jamie Vardy

Y por supuesto que no solo dentro del camarín se sintió la partida del magnate, sino también entre los seguidores que se han volcado en masa a despedir al hombre que puso al modesto club en el mapa mundial, que solía regalar cervezas y pasteles a los hinchas que viajaban con el equipo y desembolsó millonarios aportes para el Hospital Real y otras obras de caridad, uniendo en definitiva a una ciudad entera en torno a los éxitos de un cuadro que maravilló a los aficionados del fútbol.

comentarios

Previous Toda la magia de Robert Pires
Next Cinco curiosidades de una goleada mundial