El histórico Mondragón


43 años y tres días lo alzaron como el jugador más longevo de la historia de los mundiales.

 

Cuando el reloj marcaba los 85 minutos aquel 24 de junio de 2014, la Copa del Mundo de Brasil sería testigo de un hito inolvidable. David Ospina abandonaba el terreno de juego para dar paso a un ovacionado Faryd Mondragón, que ingresaba a disputar su segundo Mundial sumando minutos en cancha.

La historia de Mondragón con la camiseta cafetera comienza en las eliminatorias rumbo a la cita planetaria de 1994, siendo en Estados Unidos cuando apareció por primera vez en las nóminas mundialeras, pese a que finalmente no sumaría minutos. Tendrían que pasar cuatro años para poder debutar en cancha, en Francia 98, que consagró al “Turco” como el mejor portero de la primera fase, con tres goles recibidos y evitando una goleada ante Inglaterra en el tercer partido del Grupo G.

En Brasil 2014, el veterano guardameta volvía a aparecer en la nómina para concurrir a la máxima competencia futbolística. En el tercer partido de la fase de grupos, ingresaría contra Japón para romper tres marcas que perduran hasta el día de hoy.

  • Superó al camerunés Roger Milla, al convertirse en el jugador con más edad en las Copas del Mundo. Sus 43 años y tres días lo ponían por delante de los 42 años y 39 días del delantero africano.
  • Los 16 años entre Francia y Brasil le permitieron ser el jugador con mayor tiempo transcurrido en disputar dos mundiales, superando al suizo Alfred Bickel.
  • Por último, superó la marca de 16 años entre el primer y el último mundial que ostentaban Antonio Carbajal, Lothar Matthaeus, Giuseppe Bergomi y Rigobert Song. Faryd logró subir el rango a 20 años, desde USA 94 a Brasil 2014.

Sin dudas, la imagen de Mondragón ingresando al terreno fue uno de los momentos imborrables de la historia de los mundiales, ya que estableció una marca bastante difícil de superar. ¿Recuerdan la icónica escena?

 

comentarios

Previous Gaudio VS Coria: La final que alteró la historia
Next O Capitão Cafú