El gol que desafió a la física


En 1997, Roberto Carlos convirtió uno de los tiros libres más increíbles en la historia de este deporte

Roberto Carlos da Silva fue sin duda un futbolista ícono de los 90 y primera década delos 2000, considerado en su momento el mejor lateral izquierdo del mundo y uno de los máximos exponentes de la historia en esa posición. Multicampeón con el Real Madrid y la selección brasileña, el zurdo destacó a lo largo de su carrera por su velocidad, resistencia atlética y espectacular pegada especialmente para los balones detenidos.

Precisamente en esta última faceta, fue que el calvo zaguero marcó uno de los goles de falta más recordados por los amantes del fútbol. El rival de turno fue Francia y la víctima en el arco Fabien Barthez, en un torneo que contrario a lo que muchos piensan, no fue la Copa Confederaciones sino un cuadrangular amistoso disputado el año anterior al Mundial en el país galo, con la participación del seleccionado local, Brasil, Italia e Inglaterra.

A continuación, el aplaudido tanto del brasileño que por la extraña parábola del tiro, ha llegado a ser objeto de estudio científico, aunque para su humilde protagonista se debió solo a la casualidad y a la ayuda del viento.

comentarios

Previous El Kun va por Shearer
Next Los números de Matías Fernández en el extranjero