El eterno Óscar Washington Tabárez


La selección charrúa celebra a uno de sus máximos referentes.

Un día como hoy pero del año 1947, nace en la ciudad de Montevideo, Óscar Washington Tabárez Sclavo. Durante muchos años, convivieron en su vida dos de sus grandes pasiones: La docencia y el fútbol. En paralelo a su carrera en las canchas, donde las ofició como un defensor central o lateral derecho, cumplía sus labores de profesor en distintas escuelas.

Su carrera como jugador no fue tan rimbombante. Debutó en 1967 con la camiseta de Sud América y luego pasó por Sportivo Italiano, Montevideo Wanderers, Fénix, Puebla y Bella Vista, el que fue su último club en 1978. Tras su periplo en esta última institución y debido a sus conocimientos tanto pedagógicos como futbolísticos, fue designado como técnico de las divisiones interiores de Bella Vista en 1980, iniciando así una gran etapa profesional.

Tabarez en su etapa como jugador.

Años después, el “Maestro” siguió haciéndose de un nombre en Uruguay, como técnico de la selección Sub 20, Danubio y Montevideo Wanderers, hasta que llegó el primer gran desafío. Arribó a Peñarol, donde solo se mantuvo el año 1987, suficiente para quedar en la historia y ganar la Copa Libertadores, en una reñida llave ante el América de Cali (curiosamente al año siguiente también se sentó en el banco del elenco colombiano).

En 1988 vivió su primer paso por la selección uruguaya, con la que clasificó en la primera posición en Sudamérica a la Copa del Mundo de Italia 1990, donde alcanzó los octavos de final. Luego de eso dirigió en distintos periodos a Boca Juniors, Cagliari, Milan, Real Oviedo y Vélez Sarsfield, hasta volver nuevamente a dirigir a su país, lo que le permitió seguir sumando notoriedad en el mundo entero.

Tras la frustrada clasificación charrúa al mundial de Alemania 2006, el 8 de marzo de ese año, el docente volvió para comandar un proceso que hasta hoy sigue vigente. Se ha clasificado a todos los mundiales desde 2010, alcanzando el cuarto puesto en Sudáfrica y los cuartos de final en Rusia. Ha dirigido 5 Copas América (1989, 2007, 2011, 2015 y 2016), siendo subcampeón en la primera y coronándose en la celebrada en Argentina en 2011. Ostenta los récords de ser el DT que más partidos ha estado con una selección (189) y el que más veces ha dirigido a un país en una cita planetaria (4).

Junto a Javier Aguirre, antes del México-Uruguay del mundial 2010.

Actualmente y a pesar de sus problemas de salud, se encuentra ligado a Uruguay de cara al mundial de Qatar 2022, por lo que los números del “Maestro” pueden seguir aumentando. Hablamos de un técnico que sin duda ha marcado una época no solo para los charrúas, sino que también para el fútbol sudamericano

comentarios

Previous Matías Rodríguez: un defensa goleador
Next Danubio y la igualdad de género