El ecuatoriano Moisés Caicedo estaría a una firma del Manchester United


Independiente del Valle y Manchester United ya habrían llegado a un acuerdo por el volante de 19 años, quien ha sido bautizado como la “perla ecuatoriana”.

Desde su debut en octubre de 2019, Moisés Caicedo ha destacado enormemente en Independiente del Valle, convirtiéndose en uno de los jugadores con mayor impacto en menor tiempo en los últimos años del fútbol sudamericano. A raíz de esto, varios equipos del “Viejo Continente” se han fijado en el joven mediocampista, siendo el Manchester United quien habría ganado la batalla por el jugador.

Según informan medios ingleses como Sport Witness y The Guardian, el cuadro ecuatoriano y los “Red Devils” ya habrían llegado a un pacto por el jugador, en el que el elenco inglés se quedaría con el 80% del pase. En cuanto al valor del traspaso, el periodista Christian Martin ha señalado que es de 4,5 millones de euros.

Los de Mánchester se habrían adelantado a grandes equipos como Leipzig, Ajax, Milan y Boca Juniors, esto debido a que los ingleses habrían ofrecido más dinero que los demás clubes. Por otro lado, Caicedo se convertirá en el décimo quinto ecuatoriano en la historia en jugar en la Premier League, y en el segundo en vestir la camiseta del Manchester United, tras Antonio Valencia, quien jugó 10 años con los de Old Trafford.

El ecuatoriano sería el segundo sudamericano en sumarse a las filas de los “Diablos Rojos” en la presente temporada, luego de que el uruguayo Facundo Pellistri -nacido en 2001 al igual que Caicedo- haya arribado al club inglés en octubre pasado a cambio de 8,5 millones de euros, procedente de Peñarol.

El mediocampista ha sido titular con su selección en todos los partidos de clasificatorias -en los que convirtió un gol y repartió tres asistencias- y con su club registra 31 encuentros, en los que ha anotado en seis ocasiones y ha asistido en dos.

comentarios

Previous Las fuertes declaraciones de Gattuso: "Estoy sufriendo, pero sigo vivo"
Next Bielsa no se guarda nada y apunta a la prensa inglesa de "ridiculizar" su estilo