El día que Argentina se clasificó a su quinta final del mundo


Un día como hoy, pero en 2014, la selección argentina volvía a clasificarse a la final de un Mundial después de 24 años, luego de derrotar a Holanda en semifinales.

El 9 de julio de 2014, en el Mundial de Brasil, Argentina derrotaba 4-2 en los penales a Holanda y volvían a clasificarse a una final de un Mundial luego de 24 años. La final del Mundial de Italia en 1990 había sido la última definición que disputó la “albiceleste” en la que perdieron uno a cero frente a Alemania Federal.

Los dirigidos por Alejandro Sabella venían de derrotar a Suiza en octavos de final y a Bélgica en los cuartos de final, ambos por la cuenta mínima. A la “Naranja Mecánica”, a diferencia de la “albiceleste”, se le hizo más difícil el paso a semifinales, ya que luego de vencer dos a uno a México en octavos, en cuartos de final derrotaron 4-3 en penales a Costa Rica, el equipo revelación de la copa.

A sus 33 años y en su tercera Copa del Mundo con la “albiceleste”, Maxi Rodríguez le daba el paso a la final a la selección argentina después de 24 años.

La Arena de Sao Paulo fue el estadio que albergó este gran partido, frente a 63.000 espectadores. La celeste y blanco formó con: Romero; Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo; Pérez, Biglia, Mascherano; Lavezzi, Higuaín y Messi. En la otra mitad de la cancha, los once de Louis Van Gaal eran: Cillessen; Kuyt, Vlaart, De Vrij, Martins, Blind; Wijnaldum, Sneijder, De Jong; Van Persie y Robben. En los 90 minutos, el encuentro se mantuvo bastante parejo, misma situación que en la prórroga, por lo que el partido finalizó 0-0 y se tuvo que definir en los penales.

En la definición desde los doce pasos, la “albiceleste” se impuso por 4-2, con anotaciones de Messi, Garay, Agüero y Maxi Rodríguez. Este último les daría el triunfo y el pase a la final a los trasandinos. Robben y Kuyt anotaron para los holandeses y Sergio Romero se lució con dos atajadas en la tanda, una a Vlaar y otra a Sneijder.

Romero fue clave para la selección argentina en la copa. El portero solo recibió cuatro goles en todo el torneo: tres en fase de grupos y uno en la final.

En la final, los argentinos se encontraron frente a Alemania y salieron derrotados por la cuenta mínima con anotación de Mario Götze en el tiempo extra.

comentarios

Previous Juventus y Manchester City liderarían la disputa por Adama Traoré
Next El primer título del "Loco"