El día en que la magia llegó a Barcelona


Un día como hoy, pero de 2003, Ronaldinho era presentado como nuevo jugador del Barça, proveniente del PSG francés.

Ronaldo de Assis Moreira, mejor conocido como Ronaldinho, era presentado en el equipo culé el 21 de julio de 2003. Con 23 años, el brasileño llegaba a Cataluña para demostrar todo su talento y alegría, cualidades que resaltaban en su manera de jugar. Además, lograría ganar todo con el Barcelona, tanto de manera individual como colectiva.

Un joven Ronaldinho demostraba todo su talento en la presentación. Su fichaje fue la bomba del mercado en ese entonces. Llegaba la magia a Cataluña.

Su traspaso costó aproximadamente US$37 millones, los cuales pagó el Barça a un Paris Saint-Germain que, en ese entonces, no contaba con grandes figuras ni tampoco con los recursos que actualmente poseen. Ronaldinho llegaba como figura y flamante refuerzo. Además, como sucesor de brasileños muy exitosos que pasaron por el equipo culé como Romario, Rivaldo o Ronaldo Nazario.

“Dinho” estuvo cinco temporadas en Barcelona, con una carrera que fue de más a menos. Logró el año 2005 ganar el título de liga española, junto con una Copa del Rey. Sin embargo el año 2006 sería su consolidación máxima, ganando el triplete: Liga, Champions y Copa del Rey.

Cerraba una temporada 2005-2006 de ensueño. Su primera y única Champions la logró con el equipo blaugrana.

En el ámbito individual, el “10” estuvo en su peak de rendimiento con los blaugranas. Fue nombrado dos veces como Mejor Jugador del año por la FIFA, tres veces incluido en el Equipo del año de la UEFA y dos en el de la FIFA. Pero su mayor reconocimiento vendría el año 2005. Ronaldinho era nombrado Balón de Oro por la prestigiosa revista francesa France Football. El astro brasileño tocaba el cielo con las manos y ya se empezaba a considerarle como uno de los mejores jugadores de la historia.

El número uno. Ronaldinho alcanzó la cima de su carrera obteniendo el Balón de Oro. El mejor jugador del momento.

Finalmente sus últimos años en el Barça no fueron de lo mejor. La constante crítica sobre su rendimiento, peso y motivación lo fueron agobiando cada vez más. Estuvo involucrado en muchas polémicas por sus fiestas y pasatiempos, por lo que finalizada la temporada 2007-2008, el brasileño tomó las maletas y emigró al AC Milan.

Su partido ante el Real Madrid. En aquel encuentro, “Dinho” marcó dos goles y la hinchada merengue se paró para aplaudirlo. Estaba dando un espectáculo.

Así se cerró el capítulo de unos de los jugadores más talentosos y exitosos que ha tenido el Barcelona en los últimos 20 años. Ronaldinho marcó 94 goles en 207 partidos con los culés, pero no se le recuerda tan solo por su capacidad goleadora, sino por la magia y alegría con la que jugaba. Era simplemente un espectáculo.

comentarios

Previous El Arsenal, fuera del top 6 luego de 24 temporadas consecutivas
Next Mauricio Isla: "Quiero seguir compitiendo a gran nivel"