El controversial último duelo entre Ríos y Agassi


Ambos tenistas desplegaron un buen nivel en suelo estadounidense.

Sin duda que uno de los grandes rivales que Marcelo Ríos tuvo en su paso por el circuito ATP, fue Andre Agassi. A pesar de no haberse enfrentado en tantas oportunidades de forma oficial, coincidieron en una época exitosa para ambos y en uno de los momentos más ilustres del “Chino”: la obtención del número 1 del mundo en 1998.

En tres oportunidades se vieron las caras. La primera marcó un hito para el deporte nacional, ya que se dio en 1998 en la final de Key Biscayne (actual Masters 1000 de Miami), cuando el chileno derrotó al oriundo de Las Vegas por 7-5, 6-3 y 6-4, llegando a la cima del ránking. Luego, tuvieron otro duelo en la Grand Slam Cup (que reunía a los mejores rendimientos de los 4 torneos grandes durante el año) celebrada en Alemania, también en 1998. El zurdo se impuso a Agassi en la definición por el título por 6-4, 2-6, 7-6, 5-7 y 6-3.

Con estos antecedentes, era claro que en algún momento el norteamericano iba a querer tomarse revancha, cuestión que podríamos decir quedó un tanto inconclusa. Esto porque el tercer enfrentamiento se dio nuevamente en Miami, esta vez en 2002 y con un desenlace que el público no esperaba.

El Masters 1000 de Miami de 2002 buscaba a uno de sus finalistas y en la ronda de cuatro mejores, Ríos y Agassi se vieron las caras. El diestro se encontraba en un gran momento y le quedaba mucho por dar en el circuito, mientras que el criollo, ya mermado físicamente, realizaba su último buen año en el tenis.

El chileno realizó un gran partido, haciendo recordar sus mejores tiempos, para hacerle frente a uno de los buenos tenistas de la historia, con un gran juego de saque, una zurda eficaz y su característico revés en el aire. Habían pasado los años, pero no la calidad. El “Chino” se llevó la primera manga por Tie Break, a pesar de que el contrincante tuvo varios ‘Break Points’ a su favor, todos fueron salvados por el de Vitacura. En un segundo set que se definió por detalles, Agassi se lo llevó por 6-4 y cuando todos esperaban una infartante definición, el partido acabó.

Marcelo Ríos, a esa altura de su carrera, ya estaba aquejado por las lesiones y en esta ocasión fue su rodilla derecha la que le impidió seguir con el encuentro. Tras el término de la segunda manga, el chileno decidió retirarse y darle la posibilidad a Andre Agassi de que lo derrotara alguna vez. El público asistente se mostró descontento ante la decisión del zurdo, ya que algunos rumores señalaban que el nacional “tiraba los partidos” y no los terminaba en cancha. La verdad es que sus problemas eran reales y todo acabó en ese momento, para alegría de su contrincante.

A continuación dejamos el registro de aquel partido, donde pudimos observar una de los últimos grandes exhibiciones del ex número 1 nacional.

comentarios

Previous El mal momento de Neymar
Next Barcelona y su última final de Champions