Eden Hazard: Con la frente en alto


El ex volante del Lille fue una de las figuras en la reciente final de Europa League.

Hace años que Eden Hazard no es un jugador que pase desapercibido. Desde que hizo su irrupción en el Lille de Francia, siendo destacado como uno de los futbolistas jóvenes con más proyección hasta su increíble recalada en el Chelsea, ha provocado que los ojos del mundo se posen sobre él. Tampoco podemos olvidar su aporte en la selección de Bélgica, donde es uno de los capitanes y referente de una gran generación que ha dado ese país.

Desde que se mudó a Londres en la temporada 2012/2013 fue que adquirió esa popularidad y se consagró como uno de los mejores jugadores del orbe. Un volante ofensivo que es capaz de anotar goles y dar asistencias. Dueño de un regate que pocos tienen en la actualidad y de una técnica en velocidad con el balón que le permite controlar el esférico a su antojo, son solo algunas de sus cualidades.

Por este tipo de cosas, no es raro que se le considere uno de los mejores fichajes que los blues han hecho en su historia, ya que los 35 millones de euros que los ingleses desembolsaron al Lille para llevarse su carta no es nada en comparación a lo que vale hoy: 150 millones de la divisa europea según el sitio especializado Transfermarkt. 

2 Premier League, 2 Europa League, 1 FA Cup y 1 Copa de la Liga fueron los títulos que el ‘Duque’ consiguió en su estadía en el elenco de Stamford Bridge, debiendo asumir el liderazgo en el ataque del club, tras la salida de Didier Drogba a mediados de 2012, cuestión que cumplió con creces.

La victoria 4 a 1 de hoy sobre el Arsenal, en el marco de la final del segundo torneo más importante del viejo continente (con dos goles del ’10’) solo es una confirmación más del jugador que Eden Hazard es hoy. Uno de los nombres más buscados por los equipos con mayor solvencia económica en el mercado.

Tras la definición en Bakú, dio señales de lo que pudo haber sido su última aparición con la camiseta de Chelsea, ya que manifestó que no sabe si continuará en el cuadro dirigido actualmente por Maurizio Sarri y que quizás sea tiempo de cambiar de aires. Vientos que lo podrían llevar a España, especulando varios medios europeos con su arribo al Real Madrid de Zinedine Zidane.

Más allá de cómo termine, sin duda que el belga es uno de los mejores jugadores del planeta y que su estilo de juego le sirve a cualquier institución del mundo. Con 28 años, ha adquirido la madurez suficiente para tomar cualquier desafío, cualidad que ha reflejado en donde más importa, el campo de juego.

 

comentarios

Previous ¿Qué fue de los campeones de Toulon?
Next ¿Qué fue de Karius después de la final del año pasado?