María José Schonhaut: “Cuando ganas fuera de tu país el triunfo deja de ser tuyo, es para la gente”


Conversamos con la atleta máster que hace un par de semanas obtuvo doble medalla de oro en Paraguay.

María José Schonhaut detiene un poco su labor como corredora de propiedades y realiza una pausa a sus entrenamientos de atletismo máster para atender a La Arenga del Abuelo. La oriunda de Vitacura vive días felices, ya que a sus 44 años tuvo su primera consagración fuera de nuestro país en el Meeting International de Atletismo Máster en Asunción y lo hizo por partida doble, celebrando en los 800 y 1.500 metros planos. Nos habló de sus inicios, próximos desafíos y cómo llegó es desempeñarse en un deporte que busca adquirir notoriedad.

  • ¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del deporte?

”Cuando tenía 14 años empecé incursionar en la gimnasia olímpica, fue algo con lo que me encanté y me puse a entrenar. Lamentablemente, partí a muy avanzada edad y no logré ser seleccionada nacional. Si competí en torneos nacionales e internacionales hasta los 29, bajo el alero del Estadio Israelita. Así empezó mi gusto por el deporte. Luego de eso me mantuve un tiempo sin hacer nada en particular, pero si haciendo actividad física”.

  • ¿De dónde nacieron tus ganas de practicar atletismo?

”Como me mantuve haciendo deporte, un día me dieron ganas de salir a correr por los parques, para entretenerme básicamente. Comencé corriendo 10, luego 20 y después 30 minutos, hasta que finalmente me quedó gustando el tema del ‘running’. En 2011 una amiga me invita a participar a mi primera corrida y me encantó el concepto de estar participando frente a muchas personas que te gritan, te apoyan. Es mucha adrenalina”.

  • ¿Cómo llegaste específicamente al atletismo máster? 

”Yo no lo conocía mucho, ya que tiene muy poca difusión. A medida que fui participando en más corridas y realizando más entrenamientos, entendí que me gustaba el tema de la velocidad y el mediofondismo. Los 1.500 metros planos son lo que más me gusta. El ‘máster’ lo conocí en 2017 porque en Chile se realizó el Sudamericano de Atletismo Máster. Me motivé a participar, ya que no te piden marca mínima para inscribirte, solo estar federado a un club -en mi caso Atletismo UC- que practique esta rama”.

Entró al mundo del atletismo máster gracias al ‘running’.
  • ¿Qué otras características tiene?

”Me gusta porque es muy inclusivo con los competidores, ya que como te señalé, no te piden una marca mínima para entrar. Las pruebas se realizan por categorías y aquellas se dividen en cuanto a la edad del participante, partiendo desde los 30 años hacia arriba, pudiendo ser de 30 a 34, 35 a 39, 40 a 44 y así sucesivamente. Puedes ver gente de hasta 100 años, no tiene tope”.

  • ¿El entrenamiento varía en algo respecto de la modalidad todo competidor?

”Más que tener una diferencia en la preparación, uno tiene que tomarlo desde la perspectiva personal. No todos tenemos las mismas condiciones fisiológicas, es algo que varía y uno tiene que conocer su cuerpo. Uno cuando tiene más edad conoce mejor sus límites y sabe cuidarse más. La madurez te da el discernimiento para saber hasta dónde puedes llegar y así uno puede planificar las rutinas de trabajo. En mi caso, el yoga me ha ayudado mucho en lo que es la recuperación muscular. Regenero mejor después de un entrenamiento fuerte. De todas formas, hay atletas máster que entrenan muy duro, como los más jóvenes”.

  • ¿Qué opinas de que pasados los 30 años te consideran viejo para hacer deporte?

”A mí me pasó que como entré muy grande a practicar gimnasia, sentí que había perdido mucho tiempo. Me salí de la gimnasia porque me sentí vieja para seguir a mis 29 años. Pero ahora creo que cada vez más se extiende la edad para hacer deporte. La calidad y esperanza de vida han aumentado con el correr del tiempo, generando que la población de mayor edad se encuentre en mejores condiciones para ser competitivos. En el mismo Team Chile hay muchos que superan la barrera de los 30 años y siguen vigentes. Solo dando un ejemplo, María José Echeverría tiene 37 años, cuatro hijos y sigue corriendo en la posta 4×400. Podría estar haciendo atletismo máster pero sigue al nivel de todo competidor. Creo que estamos avanzando en eso”.

La atleta participa activamente de muchos circuitos en nuestro país.
  • ¿Cuáles fueron tus motivaciones para dedicarte a esto?

”Lo que me inspiró fue que cada vez que participaba a los torneos, veía atletas de 85 años corriendo y tratando de superarse día a día, realizando pruebas de 200, 400 u 800 metros. Ver que personas de esa edad no se pierden ninguna competición y están realizando los 1.500 metros planos con un entusiasmo enorme me da mucha fuerza para seguir. En internet hay registros de personas de 100 años y están corriendo. Puede llegar 1 o 2 a los torneos y no tener mucha velocidad, pero están ahí, dejando sus marcas”.

  • ¿Reciben algún tipo de aporte los deportistas máster? 

”Todo es autogestionado. El año pasado no pude ir al mundial de Málaga y la delegación que fue tuvo que costearse prácticamente todo. El Ministerio del Deporte solo aportó con los buzos, según tengo entendido. Algunos deportistas logran ser más movidos que otros y por ahí pueden encontrar gente que quiera ayudarlos, pero es netamente impulso particular”.

  • ¿Cómo fue obtener dos medallas de oro en el Meeting International de Asunción?

”Solo había participado en el Sudamericano de Chile 2017 y sentí que debía seguir compitiendo para preparar los grandes desafíos que se vienen. Mi misión era seguir mejorando mis marcas. Los días previos me dio gripe y eso me dio inseguridad. Estuve súper nerviosa la verdad. La primera prueba fueron los 1.500 metros planos y al momento del disparo se me olvidó todo. Al otro día eran los 800 metros y seguía resfriada, pero también pude lograrlo. Fue muy emocionante. A puro corazón se logró el objetivo”.

María José con sus dos medallas de oro obtenidas en Paraguay.
  • ¿Cómo fue ganar por primera vez fuera de nuestro país?

”Nunca me había pasado antes el hecho de recibir el apoyo de tanta gente. Después subí a mis redes sociales que había ganado en las dos pruebas y mucha gente me felicitó. Cuando voy fuera de Chile ya no es María José la que gana, uno se siente representante de todo un país, entonces el triunfo deja de ser de uno y es para el resto. Sentir eso me encantó”.

  • ¿Cuáles son tus próximo desafíos?

”Lo que queda en Chile este año es el nacional de atletismo máster que se celebrará en noviembre en Valparaíso. El próximo año es de grandes desafíos, ya que se viene el mundial de Toronto y también está la posibilidad de incluir tres categorías máster en los primeros Juegos Odesur Máster de Santiago 2020, así que estamos expectantes con eso. Sería maravilloso ya que son las instancias para demostrar de lo que uno está hecho. Nunca he abandonado los circuitos de calle, así que también pretendo seguir ahí. Espero complementar ambas cosas”.

 

comentarios

Previous El chileno capitán de navío que comanda al Pirata FC
Next El día que Del Piero puso de pie al Bernabéu