Cuando el cielo fue más celeste que nunca


Hoy se conmemoran 64 años desde la fundación de O’Higgins de Rancagua.

Un día como hoy, pero en 1955, nació en Rancagua el Club Deportivo O’Higgins, producto de la fusión de los equipos América y O’Higgins Braden. Esta tradicional institución del fútbol chileno cuenta con un hito particular como el más importante de toda su historia: la adquisición del título del Torneo de Apertura 2013-14.

Eduardo Berizzo cumplía una temporada y media dirigiendo a los celestes. El “Toto”, queriendo realizar una campaña histórica para el club, ya tenía conformada una gran plantilla y, de cara al Apertura, se reforzó con jugadores como Pablo HernándezPaulo Garcés, Fernando Gutiérrez y Francisco Pizarro. El desafío no era fácil, ya que el Capo de Provincia no podría disputar sus partidos de local en el Estadio El Teniente por remodelación. Debido a lo anterior, O’Higgins hizo de su casa provisoria el Estadio Monumental y el Municipal de La Pintana

El periplo hacia la gloria arrancó con la victoria 1-0 ante Deportes Iquique en el norte, con anotación de quien finalmente sería el goleador del club rancagüino en el torneo, Pablo Calandria. Importantes resultados y en momentos decisivos para La Celeste como el 1-2 ante la UC, 0-4 sobre Cobresal y 1-0 ante Cobreloa llevaron a O’Higgins a disputar la última fecha del torneo con posibilidades de salir campeón. En cuanto arrancó el duelo decisivo ante Rangers en Talca, se hizo lo propio en el Lucio Fariña, donde la Universidad Católica se jugaba todas sus cartas frente al local Unión La Calera. Los cruzados, dirigidos por Martín Lasarte, sortearon sin problemas el cruce venciendo 0-2 a los cementeros. El Capo de Provincia, mientras tanto, sacaba adelante un infartante partido que finalizó 3-4 a favor de O’Higgins con anotación de penal de Calandria al 90′. Dados los triunfos de ambos clubes y, por ende, la igualdad en puntos (39), la UC y O’Higgins debían enfrentarse en un partido de definición.

El 10 de diciembre del 2013, ante un Estadio Nacional repleto, el “Toto” Berizzo dispuso un 11 inicial que está grabado por siempre en el corazón de todo Rancagua: Paulo Garcés; Yerson Opazo, Julio Barroso, Mariano Ugglesich, Alejandro López; César Fuentes, Braulio Leal, Pablo Hernández; Luis Pedro Figueroa, Pablo Calandria y Gonzalo Barriga. El único gol del partido llegó a los 34′, cuando, tras un tiro libre perfectamente ejecutado por Opazo, el “Tucu” Hernández apareció para conectar el balón y enviarla a la derecha de Christopher Toselli. El segundo tiempo, sobre todo en su cierre, se caracterizó por una UC desesperada en empatar y un O’Higgins que no dejó jamás de luchar. Pitazo final de Jorge Osorio y el triunfo fue para el Capo de Provincia, que alcanzaba así su primer título histórico en 58 años de historia. Aquella tarde en Ñuñoa el cielo fue más celeste que nunca y 16 estrellas fueron testigos presenciales de ello.

comentarios

Previous La primera vez de Mauricio
Next Franck Ribery: Antes del reconocimiento mundial