Cinco grandes momentos en la carrera de Nicolás Massú


En su cumpleaños número 41, recordamos grandes partidos del “Vampiro”, tenista que marcó la historia del deporte chileno.

El viñamarino celebra hoy sus 41 años. A continuación, repasamos su gran carrera como tenista, donde defendió a Chile en la Copa Davis y también consiguió importantísimos logros tanto individuales como los que logró con su compañero y amigo Fernando González.

El primer título

El 24 de febrero de 2002, en la ciudad de Buenos Aires, el “Nico” lograba el primer torneo ATP de su carrera. La final la jugó ante el argentino Agustin Calleri, en ese momento 72° del mundo, por parciales de 2-6, 7-6 y 6-2 en dos horas y 38 minutos. Massú estuvo muy cerca de perder aquel encuentro, ya que Calleri estuvo 5-1 en el segundo set. Sin embargo, su garra y esfuerzo levantaron su nivel en la cancha y logró levantar cinco juegos seguidos, para luego quedarse con aquel set por 7-6.

Victoria ante una leyenda

Ese mismo año, Roger Federer y Nicolás Massú se vieron las caras en el ATP de Long Island. Si bien el suizo era 13 del ránking ATP en aquella época, ya daba pinceladas de su calidad y su futuro era prometedor. Massú lo derrotó por parciales de 6-7, 6-1 y 6-3 y accedió a los cuartos de final de dicho torneo.

Massú y Federer se vieron las caras en cinco oportunidades, con solo una victoria para el chileno.

Su mejor partido

Para el propio Nicolás Massú, su mejor partido fue el año 2003 ante el estadounidense Andy Roddick, quien venía de ganar los torneos de Montreal, Cincinatti y nada más ni nada menos que el US Open. “Él era número 2 del mundo y venía de 20 partidos sin perder. Le quité el invicto”, dijo Massú luego de vencerlo.

El partido se jugó en el Masters Series de Madrid, donde el Nico venció por parciales de 7-6 y 6-2. Massú estaba a la altura de uno de los mejores jugadores del mundo.

“Nada es imposible…”

Saltamos al año 2009, específicamente en Rancagua, donde Chile se medía ante Austria por la permanencia en el grupo mundial de Copa Davis. Conocida era la ausencia de su compañero y amigo Fernando González, por lo que se especulaba que Chile no lograría vencer la llave. Sin embargo, Massú no estaba para perder ni mucho menos para rendirse. Fue entonces cuando en cinco horas y catorce minutos el viñamarino venció a Stefan Koubek en parciales de 6-4, 4-6, 6-4 y 7-6. Al terminar el partido, el “Nico” dejó una frase para la historia:

Quería decirles que sin el apoyo de ustedes no habría ganado porque estaba “raja”. Yo creo que, en la vida, nada es imposible, hueón… ni una hueá.

Así terminaba el “Nico” después de dejarlo todo por Chile. Massú siempre defendió sus colores, demostrando que nada es imposible.

La doble medalla de oro olímpica

Si por algo recordaremos a Nicolás Massú será por lo sucedido en Atenas 2004. Junto con su compañero Fernando González, lograron algo histórico para el deporte chileno: el oro en dobles. En un partido dramático y extenso, la dupla chilena venció a la pareja alemana conformada por Nicolas Kiefer y Rainer Schüttler por parciales de 6-2, 4-6, 6-3, 7-6 y 6-4.

Dos de los grandes tenistas en la historia de nuestro país. Massú y González marcaron una época juntos.

Pero esto no se queda ahí. Al día siguiente, Massú jugaba otra final por el oro ante el estadounidense Mardy Fish. El partido fue igual de tenso que el jugado ante la dupla alemana, pero en esta ocasión el viñamarino estaba solo. Sin embargo, mostró toda su garra y pasión para llevar el encuentro al quinto set y poder adjudicarse con la preciada medalla de oro. El marcador fue de  6-3, 3-6, 2-6, 6-3 y 6-4 en exactas cuatro horas de juego.

comentarios

Previous "¿Estamos pasando?": A tres años del polémico "Pacto de Lima"
Next Francisco Sierralta: "La confianza dada por Alexis, Arturo, Edu y Charles fue fundamental"