Anécdotas que protagonizó Carlos Salvador Bilardo


Créditos: AFP

El trasandino vivió de todo en su carrera como técnico.

Un día como hoy pero del año 1938, nació en el barrio La Paternal, perteneciente a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Carlos Salvador Bilardo. Siempre ligado al fútbol, fue un jugador que se destacó principalmente en su paso por Estudiantes de la Plata, club con el cual logró un tricampeonato de Copa Libertadores entre 1968 y 1970. Luego de su retiro, realizó una gran carrera como entrenador, donde se destaca la consagración en la Copa del Mundo 1986 con Argentina, la que lo elevó como uno de los símbolos del fútbol de aquel país.

No hay duda que el “Narigón” es un personaje influyente no solo para el balompié trasandino, también para muchos en Sudamérica. Su estilo futbolístico lo llevó a ser el rival de otro técnico campeón del mundo con los argentinos, César Luis Menotti. Mientras el “Flaco” proponía un fútbol más estético donde la forma importaba mucho, Bilardo era de esos que apelaba a ganar como fuera. “Nadie se acuerda del segundo”, es una frase que refleja más o menos su filosofía, que en la cancha se preocupaba primero del aspecto defensivo y de destrucción del juego contrario, para luego pensar en el ataque.

Bilardo además es dueño de una gran personalidad, cuestión que lo ha llevado a protagonizar muchas anécdotas en su vida, algunas de ellas plasmadas en su propia autobiografía: “Doctor y campeón”. A continuación repasamos algunas de esas historias.

1. Disfrazado de mujer 

La selección de Argentina se encontraba preparando lo que sería su participación en el mundial de México 1986, todo esto en Tilcara, Jujuy (una zona con mucho calor y altura, similar a lo que sería el clima en el país azteca). Un día llegó un bus con muchos turistas provenientes de Rosario y organizó una fiesta con ellos y los jugadores, bajo la autorización de Bilardo: “Les di permiso a los muchachos para concurrir con la condición de que regresaran a la 1 de la madrugada a más tardar”. Lo que no sabían los futbolistas, es que su técnico se disfrazaría de mujer en aquella velada. Vestido con polleras negras, alpargatas y un sombrero, el ‘Doctor’ fue a la fiesta y se metió en medio de los jugadores a bailar, sin ser reconocido. Óscar Ruggeri, defensor de aquel equipo, fue uno de los que descubrió a su entrenador, quedando muy sorprendido, pero al mismo tiempo recibió una buena respuesta: “Se pueden quedar hasta las 3, está todo muy lindo”.

2. No se puede comer pollo

Osvaldo Zubeldía fue el técnico de Carlos Salvador Bilardo en el mítico Estudiantes de la Plata en la década de los 60′ y principios del 70′, teniendo con él una gran relación y aprendiéndole muchas cosas que luego utilizó en su carrera. Además de aspectos del juego, también imitó una costumbre de el “Zorro”. Hubo un par de semanas, en que el día sábado previo a los partidos, el cocinero del club le dio pollo asado a los jugadores “pincharratas” y en ambas ocasiones perdieron los respectivos encuentros. “No quiero más pollo, comeremos asado”, declaró Zubeldía, luego de las caídas. El “Narigón” nunca le dio pollo a sus dirigidos previo a los encuentros. No como una cábala según él, solo una costumbre.

3. “Estoy en el psicólogo” 

Otra más previo al mundial de México 1986. La prensa y los hinchas estaban permanentemente asediando al cuerpo técnico y jugadores de la selección trasandina, por lo que Bilardo decidió optar por lo sano: Aislarse. Su esposa e hija se fueron a vivir junto a su suegra en los meses previos a la Copa del Mundo, mientras que el “Narigón” se quedó solo en su quinta en Moreno. Le puso a su hogar un letrero de “Se Vende” para que la gente pensara que no había nadie. Había días que pasaba solo, por lo que cuando estaba aburrido, mataba el tiempo y el estrés rompiendo leña con un hacha. Un día lo llamaron y cuando le preguntaron por teléfono qué era lo que estaba haciendo, él respondió: “Estoy en el psicólogo”.

4. DJ Bilardo

Su última experiencia como técnico fue entre 2003 y 2004, en el club en el cual es más reconocido y admirado: Estudiantes de la Plata. Cuando realizaba los entrenamientos, en ocasiones se hacían ejercicio generales o trabajos más específicos. Muchas veces los futbolistas debían escuchar los gritos del ‘Doctor’ por más de 10 horas, que era el tiempo que podía durar una sesión con el argentino a cargo. Para amenizar el ambiente, Bilardo era el encargado de poner la música: Los Auténticos Decadentes, Bersuit Vergarabat y La Mosca, eran algunos de los soundtracks que se escuchaban en el predio “pincharrata”. “La música es para romper la monotonía en el Country y motivar un poco a los jugadores”, decía el ex técnico de Sevilla.

5. “Gatorei”

Justamente en sus últimos años como técnico, dirigió un ya mítico Estudiantes-River Plate en el Estadio Monumental. No tan recordado por el resultado (ganaron los millonarios con un doblete de Fernando Cavenaghi y otro de Marcelo Salas), sino por una increíble situación que protagonizó el ex técnico de la selección en plena cancha. Antes del inicio del partido, Bilardo destapó lo que a todas luces era una botella de champagne. Se sirve, mira a la cámara y toma. En el entretiempo, la fiscal de instrucción Claudia Barcía, entendió que lo bebido era alcohol y que según la normativa argentina estaba prohibido ingerirlo en un evento deportivo. Allí el “Narigón” lanzó una frase para el bronce: “No tiene bebida alcohólica, señorita, tiene ‘Gatorei’. Se equivocó señorita, digale, el señor Bilardo dice que tiene Gatorei. No hay bebida alcohólica. Hay que ir a probarla”. Siguió discutiendo y mientras forcejeaba con todo el mundo terminó: “Entregaría la botella con un precinto, porque no sé si no le van a poner algo adentro. Tengo que buscar un perito químico porque dentro de tres días abrirán la botella. Van a encontrar Gatorei con agua. Tengo 50 años de fútbol y piensan que voy a llevar alcohol a una cancha”.

comentarios

Previous El cohete Walcott
Next ¿Como será el nuevo Mundial de Clubes?