A quince años del milagro de Estambul


Hace 15 años, el Liverpool obraba lo imposible ante el Milan en el Estadio Olímpico Ataturk.

La Champions League ha de ser de las competiciones más importantes del mundo hoy en día, donde cada año se juegan partidos espectaculares y otros, certeramente, muy aburridos. Sin embargo, lo acontecido el 25 de mayo de 2005 en Estambul, Turquía, pasó a los anales de la historia del fútbol como uno de los partidos más increíbles e importantes de los últimos años.

Récords y estadísticas de la final de la Champions League | UEFA ...
El Milan había ganado su última final de Champions League ante la Juventus en 2003.

Se enfrentaban el Liverpool y el A.C Milan en una final que se aparentaba desigual a pesar de ser dos equipos con muchísima historia. Los rossoneri venían de cosechar grandes triunfos en el marco europeo los años anteriores a esa fecha, mientras que los Reds apenas lograban puestos de Champions en la Premier League.

Salah's goal in the UCL final was quick, but Maldini holds the ...
El capitán rossonero Paolo Maldini abrió el marcador en el minuto 1′, convirtiéndose éste en el gol más rápido de la historia de las finales de la competición.

El encuentro partió fatal para el equipo inglés. Recibieron un gol en el minuto 1′ del partido y de allí hasta el final del primer tiempo los milaneses fueron una aplanadora para sus contendientes. Un 3 a 0 con goles de Paolo Maldini y dos de Hernán Crespo parecían sentenciar la final de aquella edición de manera contundente. Solo parecían.

Lo que ocurrió en el segundo tiempo de la final de la Champions League de la temporada 2004/2005 motivan y refuerzan las palabras de aquella frase que dicen:

En el fútbol no hay nada escrito.

El Liverpool remonta en Estambul y logra una Champions histórica ...
El polaco Dudek fue el gran héroe de aquella final, sobre todo por su participación en la tanda de penales.

El Liverpool del entrenador Rafael Benitez y el capitán Steven Gerrard hicieron honor al mítico himno de los fanáticos del equipo, ”You’ll Never Walk Alone”, y remontaron uno de los partidos más complejos ante uno de los mejores equipos de aquellos últimos años en tan solo 6 minutos. Goles del mismo Gerrard, Vladimir Smicer y Xabi Alonso enviaron el encuentro a los penales, donde el portero red, Jerzy Dudek, detendría el último penal a Shevchenko consiguiendo, como si de un cuento de hadas se tratase, una de las remontadas más espectaculares e increíbles de la historia de este deporte.

comentarios

Previous 25 de mayo: Día histórico para River Plate y Boca Juniors
Next 26 de mayo: Católica finalista de la Copa Libertadores 1993