9 locuras del “titán”


La carrera del ídolo de Boca Juniors tiene de todo para analizar y recordar.

45 años son los que cumple hoy Martín Palermo y lo celebramos rememorando 9 de sus grandes historias en el fútbol. El ex Estudiantes de la Plata, Boca Juniors, Villarreal, Betis y Alavés, tuvo un paso por la actividad tan fructífero que se puede escribir hasta una novela con sus actuaciones.

1. Una cabeza con Récord Guinness.

El “titán” tiene la marca de anotar el gol de mayor distancia convertido con la cabeza. Se lo hizo a Vélez Sarsfield, cuando tras un despeje del arquero conecta el balon con la testa desde 38 metros. Le dio el triunfo a Boca y pasó a la historia.

2. Gol y lesión en España.

Mientras jugaba para el Villarreal de España en el año 2001, se fracturó de tibia y peroné, tras convertirle un gol al Levante e ir a celebrarlo con su hinchada. La barrera de contención cedió y el delantero terminó lesionado.

3. El mejor gol de su carrera.

Por muchos considerado el mejor, anotando de mitad de cancha a Independiente el 2007.

4. “El gol con las muletas”.

El oriundo de La Plata se lesionó los ligamentos cruzados de la pierna derecha en noviembre de 1999. El 24 de mayo del 2000, los xeneizes disputaban los cuartos de final de la Copa Libertadores ante River Plate. Palermo hizo su reestreno frente al clásico rival y le puso la lápida al partido tras anotar el 3 a 0.

5. El gol del milagro.

La Argentina de Diego Maradona se encontraba complicada en las clasificatorias rumbo a Sudáfrica 2010 y el empate transitorio ante Perú no lo servía. Martín Palermo volvió a la selección de la mano del “pelusa” y le respondió con un gol que se gritó en todo el país trasandino. Estaba adelantado, pero el festejo no se lo saca nadie.

6. “Titán” mundial.

El “loco” nunca había disputado un mundial hasta 2010. Maradona lo convocó a Sudáfrica y con 36 años, se convirtió en el debutante más veterano en anotar en una cita mundialista.

7. Una noche para el olvido.

En el marco de la Copa América de 1999, Colombia derrotó por 3 a 0 a la selección albiceleste, pero el resultado es más una anécdota. El encuentro se recuerda por ser la noche negra de Palermo, al fallar tres penales ante el arco defendido por Miguel Calero.

8. Martín galáctico.

Boca Juniors se enfrentó al Real Madrid, en la final de la Copa Intercontinental del año 2000. En cinco minutos anotó dos goles, los que a la postre le daría el triunfo a su equipo por 2 a 1. Una noche inolvidable.

9. El último grito.

El último gol de Martín Palermo se lo anotó a Quilmes. Con este tanto, llegó a los 236 goles por Boca Juniors, siendo el máximo artillero histórico del club. Además, se ubicó como el quinto máximo goleador en la historia del fútbol trasandino.

 

comentarios

Previous El primer chileno en final de "Champions"
Next Los grandes se la juegan: El proyecto holandés para mejorar su fútbol