81 años de Luis Eyzaguirre, uno de los mejores laterales de la historia


Este lunes Luis Eyzaguirre, ex jugador de la Universidad de Chile y del seleccionado chileno, cumple 81 años.

Un día 22 de junio de 1939 nacía en Santiago Luis Eyzaguirre, uno de los jugadores más importantes de la historia no solo de Chile sino, además, del fútbol. 

”Fifo” realizó gran parte de su carrera como futbolista en la Universidad de Chile, equipo con el que logró 5 ligas locales.

Luis debutó como lateral izquierdo con la Universidad de Chile ante Deportes Ñuñoa el año 1958. En aquella época los laterales no tenían una tendencia tan ofensiva como a día de hoy, por ende se dedicaban solo a defender y a sacar la pelota jugando. Sin embargo, la interrupción de Eyzaguirre en el panorama nacional e internacional con la absoluta de Chile marcó un antes y un después en la evolución esquemática del fútbol. Sus subidas rápidas, su calidad con los pies y su capacidad defensiva enseñaron el nacimiento de un prototipo nuevo de lateral: el carrilero.

Eyzaguirre sería titular con la selección chilena en los mundiales de 1962 y 1966.

Fue convocado por la selección de Chile para el Mundial de 1962. Su magistral desempeño en aquel torneo le valió para que, en 1963, fuera elegido por la FIFA para ser parte del equipo del Resto del Mundo, el cual jugaría contra la selección inglesa en Wembley, de ahí su apodo de ”Fifo”. En ese mismo año, la prensa europea y mundial le consideraron como ”El mejor lateral derecho del mundo”. 

Compartió equipo con gigantes del fútbol como Eusebio, Puskas, Lev Yashin, entre otros.

Tras años de gloria con la ”U”, en 1967 se iría a Huachipato en el declive de su carrera. Para 1972, se marcharía a Ferroviarios, donde su estancia duraría tan solo un año, pues colgaría las botas a final de temporada tras convertirse en uno de los mejores jugadores chilenos de la historia.

comentarios

Previous Chilavert: "Maradona no ganó ni el 1% de todo lo que he ganado Messi"
Next Vidal, sobre nueva fecha para el inicio de las Clasificatorias: "Hay que ir con calma"