Guardiola rompió otro registro histórico en la Champions

El entrenador ha dirigido a tres clubes distintos en la competición

Con la clasificación conseguida en el Wanda Metropolitano, el Manchester City volverá a disputar una semifinal de Champions League, buscando meterse en la final por segunda edición consecutiva. Su entrenador, Pep Guardiola, batió un nuevo récord en la competición, accediendo por novena vez a la instancia de los cuatro mejores desde que es director técnico.

La historia de la supuesta maldición que persigue a Pep Guardiola: “Muchos  chamanes africanos no permitirán que gane la Champions” - Infobae
Guardiola ha dirigido al Manchester City en seis ediciones de la Champions.

El español estaba en la misma línea que José Mourinho y Carlo Ancelotti, quienes han estado en semifinales junto a sus escuadras en ocho oportunidades. Lo más sorprendente es que esto solo lo han conseguido en 13 temporadas, dirigiendo a tres clubes diferentes: Barcelona, Bayern Múnich y Manchester City.

En su primera experiencia como entrenador, Guardiola disputó consecutivamente las semifinales de Champions con el Barcelona, siendo campeón en dos ocasiones. Primero, en la temporada 2008/2009, se midió ante el Chelsea, cuando consiguió la agónica clasificación a la final con el gol de Andrés Iniesta en el último minuto en el Stamford Bridge. En esa edición, el cuadro “culé” fue campeón tras vencer al Manchester United en Roma.

En la temporada siguiente, José Mourinho le arruinó la fiesta en el Camp Nou con el Inter de Milán, dejando fuera al equipo de Guardiola en semis. Sin embargo, la revancha para el de Santpedor vino en la posterior edición, cuando eliminó al Real Madrid que, precisamente, era dirigido por Mourinho. Ahí, nuevamente la víctima del Barcelona en la final fue el Manchester United de Sir Alex Ferguson.

Pep Guardiola: la década que separa dos finales de Champions
El Barcelona ganó ese encuentro por 3-1 con goles de Pedro, Messi y Villa. El descuento del conjunto británico lo marcó Wayne Rooney.

En su última temporada en la banca del elenco catalán, el Chelsea pudo obtener su tan ansiada revancha. Los dirigidos por Roberto Di Matteo acabaron con la candidatura del Barcelona y dieron el batacazo en el Camp Nou, clasificando en una serie que se liquidó con el recordado gol de Fernando Torres, quien corrió desde la mitad de la cancha contra un rival entregado, para eludir al arquero y celebrar con sus compañeros una histórica clasificación.

Luego, Guardiola se tomó un año sabático antes de aterrizar en Múnich para hacerse cargo del club más importante de Alemania. Con el cuadro “bávaro”, el estratega siempre llegó a semifinales, pero nunca alcanzó la final, siendo eliminado en tres oportunidades por clubes españoles. Primero fue el Real Madrid en la edición 2013/2014, después el Barcelona en la temporada 2014/2015 y finalmente el Atlético de Madrid en 2015/2016.

En su llegada a Manchester, Guardiola acumuló una mala racha de cuatro temporadas consecutivas sin llegar a instalarse entre los cuatro mejores de la Champions League. El Mónaco, el Liverpool, el Tottenham y el Olympique de Lyon fueron los que se encargaron de dejar en el camino a los “Cityzens” y arruinar sus aspiraciones.

No obstante, la racha se rompió en la temporada pasada, cuando eliminaron al Borussia Dortmund en Alemania. La oportunidad de Guardiola de ganar nuevamente la “Orejona” parecía más accesible que nunca, siendo los favoritos. Pero todo se derrumbó en el último desafío, siendo derrotados por el Chelsea de Thomas Tuchel por la cuenta mínima con gol de Kai Havertz.

Champions League: Pep Guardiola no puede conquistar su tercera Champions |  Marca
Guardiola está 2-1 en ventaja en las finales de Champions que ha dirigido.

Ahora, Guardiola y el Manchester City volvieron a conseguir el pase a las semifinales, aunque tendrán una difícil misión contra el Real Madrid. El conjunto inglés deberá superar a los de Carlo Ancelotti si quiera jugar nuevamente una final de Champions y tener otra chance de poder obtener este título que le ha sido tan esquivo en estos últimos años.