Una fecha llena de expulsiones en el fútbol chileno

La Universidad de Chile culminó el “Superclásico” con dos jugadores menos

La quinta jornada del Campeonato Nacional del fútbol chileno quedó marcada por ser la más severa con respecto a sanciones en lo que va de temporada. Entre todos los partidos disputados, los árbitros sancionaron con tarjeta roja a nueve jugadores en total. Solamente dos partidos terminaron sin expulsiones este fin de semana: Ñublense-Deportes La Serena y Cobresal-Universidad Católica.

En sus manos: Roberto Tobar será el árbitro del Superclásico » Prensafútbol
Tobar dirigió su primer partido en el Torneo Nacional en el 2022.

Por otro lado, tres partidos contaron con dos jugadores expulsados; uno de ellos fue el “Superclásico” entre Colo Colo y la Universidad de Chile. En los “azules”, Camilo Moya y Bastián Tapia recibieron la máxima sanción por parte del árbitro Roberto Tobar. Ambos jugadores no vivieron una buena jornada en el Estadio Monumental. Moya duró solo 13 minutos en el campo de juego, tras haber ingresado al minuto 74, mientras que Tapia convirtió un autogol que significó la apertura de la cuenta para los “Albos”.

Los otros encuentros que terminaron con dos futbolistas menos dentro de la cancha fueron Coquimbo Unido-Deportes Antofagasta y O’Higgins-Audax Italiano. En el primero, los “Piratas” sufrieron tempranamente la expulsión de Cristopher Barrera a los 7 minutos, lo que los llevó a jugar casi todo el partido con un hombre menos, aunque igualmente pudieron ganar por 3-2 y en la visita le mostraron la roja a Jason Flores en el minuto 97.

Otros futbolistas que sufrieron con las estrictas decisiones de los jueces, fueron Santiago García en el Palestino contra Unión La Calera en La Cisterna, Rodrigo Piñeiro en el Unión Española frente a Everton en Santa Laura y Agustín Nadruz en el Everton ante Curicó Unido en el Sausalito de Viña del Mar.

De la euforia a la decepción: El festejo del jugador de Unión Española que  terminó en expulsión | En Cancha
Piñeiro fue expulsado con doble tarjeta amarilla por quitarse la camiseta en la celebración de su gol.